El NIDO.

Mexico.
Un poema de Juan de Dios Peza.

Mira ese arbol que a los cielos
sus ramas eleva erguido;
En ellos columpia un nido
En que duermen tres polluelos.

Ese nido es un hogar;
No lo rompas, no lo hieras:
Se bueno y deja a las fieras,
El vil placer de matar.

Te quise, te quiero y te querré

España.
Una cancion que canto muy bien Manolo Galvan.(1946- 2013)

Serena como un cielo de verano
tendiendome la mano.

Me dijo hay caminos con espinas
que dañan las vidas.

…Que ya no necesita mis palabras
que quiere andar su vida ya sin mi…

!Y descubro que mi orgullo era mentira
y de nuevo con mis lagrimas digo asi:!

“Te quise, te quiero y te querre
de la forma que tu quieras que te quiera
y no hay nada ni nadie ! ni lo habra !
que me pueda hacer pensar de otra manera.
Me dices que me vaya y yo me voy
pero mi alma vivira en tu habitacion
!te dije, te digo y te dire!
que te quiero mas que a nadie, y te querre
de la forma que tu quiras que te quiera.”

Sereno como un cielo de verano
ofreciendome tu mano
me has dicho ” quiero andar otro camino”

… Es el principio de una vida sin tu amor…

Y descubro que mi orgullo era mentira
y de nuevo con mis lagrimas canto asi:
Te quise, te quiero y te querre de la forma que tu quires que te quiera …

Los sentidos.

Amado Nervo.

Niño, Vamos a cantar una bonita cancion;
tu me vas ha responder:
Los ojos, ?para que son? !Los ojos son para ver!

?y el tacto ? !para tocar!
?y el oido ? !para oir!
?y el gusto ? !para gustar ?
? y el olfato ? … para oler.
? y el alma ? !! para sentir!! para querer y pensar.

Te propongo

Argentina.
una cansion que canto Sandro…

Te propongo
disfrutar de una mañana caminando de mi mano,
una flor en tu ventana
o que algun violin gitano nos regale con su voz.

Te propongo
elegir la cartelera… de algun cine continuado
o, tal ves, mirar vidrieras,
!te propongo cosas simples! son las cosas de este amor.

Yo no te propongo ni el sol ni las estrellas,
tampoco yo te ofresco un castillo de ilusion.

Yo tengo para darte tan solo cosas buenas,
triviales y sencillas, !las cosas del amor!

Te propongo
un amanecer cualquiera
aferrado de mi brazo
compartiendo una quimera,
Te propongo simplemente
que me quieras.

Letanías de la tierra muerta

Argentina.
Alfonsina Storni

Llegara un dia en que la raza humana
se habra secado como planta vana,
Y el viejo sol en el espacio sea
carbon inutil de apagada tea .

Llegara un dia en que el enfriado mundo
sera un silencio lugubre y profundo;
Una gran sombra rodeara la esfera
… donde no volvera la primavera.

La tierra muerta, como un ojo ciego,
seguira andando siempre sin sosiego.
Pero en la sombra, a tientas, solitaria,
sin un canto, ni un !ay!, ni una plegaria.

Sola, con sus criaturas preferidas
En el seno cansadas y dormidas.
( Madre que marcha aun con el veneno
de los hijos ya muertos en el seno)

Ni una ciudad en pie… Ruinas y escombros
soportara sobre los muertos hombros.
Desde alli arriba, negra la montaña
la mirara con expresion huraña.

Acaso el mar no sera mas que un duro bloque de hielo.
como todo, oscuro.
Y asi, angustiado en su dureza, a solas
soñara con sus buques y sus olas.

Y pasara los años en acecho
!de un solo barco que le surque el pecho!
Y alla, donde la tierra se aduna,
!ensoñara la tierra con la luna!

Y ya nada tendra mas el deseo,
!pues la luna sera otro mausoleo!

En vano querra el bloque mover bocas
para tragar los hombres, y las rocas,

Oir sobre ellas el horrendo grito
del naufrago clamando al infinito.

!ya nada quedara; de polo a polo
lo habra barrido todo un viento solo:
voluptuosas moradas de latinos
y miseros refugios de beduinos;
oscuras cuevas de los esquimales
y finas y lujosas catedrales;
y negros, amarillos y cobrisos,
blancos y malayos y mestizos
se miraran entonces bajo tierra
pidiendose perdon por tanta guerra.

De las manos tomados, la redonda tierra,
circularan en una ronda.
Y gemiran en coro de lamentos:
“!Oh cuantos vanos, torpes sufrimientos!
La tierra era un jardin lleno de rosas
y lleno de ciudades primorosas,
se recostaban sobre rios unas,
otras sobre los bosques y lagunas

entre ellas se tendian finos rieles,
que eran a modo de esperanzas fieles,
y florecia el campo, y todo era risueño y fresco
como una pradera.
y en vez de comprender, puñal en mano
estabamos, hermano contra hermano.

calumniabanse entre si ellas las mujeres
Y poblaban el mundo mercaderes.
Ibamos todos contra el que era bueno
a cargarlo de lodo y de veneno…
Y ahora, blancos huesos, la redonda tierra
rodeamos en hermana ronda…

y de la humanidad, nuestra llamarada,
!sobre la tierra en pie no queda nada!…”

Pero quien sabe si una estatua muda
de pie no quede aun sola y desnuda.

Y asi, surcando por las sombras, sea
el ultimo refugio de la ida.

El ultimo refugio de la forma
que quiso definir de Dios la forma

y que aplastada por su sutileza
sin entenderla, dio con la belleza.

Y alguna dulce, cariñosa estrella,
preguntara … tal vez: ” ?quien es aquella?
?quien esa mujer que asi se atreve, sola,
en el mundo muerto que se muve?”

Y la amara por celestial instinto
hasta que caiga al fin desde su plinto.

Y acaso un dia, por piedad sin nombre
hacia esta pobre tierra y hacia el hombre,
la luz de un sol que viaje pasajero
vuelva a incendiarla en su fulgor primero,
y le insinue: ” Oh fatigada esfera:
!sueña un momento con la primavera!
Absorbeme un instante: soy el Alma Universal
que muda y no se calma…”

!como se moveran bajo la tierra
aquellos muertos que su seno encierra!
como empujando hacia la luz divina
querran volar al que los ilumina!

!en vano! !en vano!… demaciado espesas
seran las capas, !ay! sobre sus huesas!…
amontonados todos y vencidos,
ya no podran dejar los viejos nidos,
y al llamado del astro pasajero,
ningun hombre podra gritar. !yo quiero !

Que tango hay que cantar

Un tango
Ruben Jurez (musica)
Cacho Castaña (letra)

Decime bandoneon,
!que tango hay que cantar!
no ves que estoy muriendome de pena.
Yo se que en tus archivos se quedo
… un tango que Gardel nunca canto…

Permiso bandoneon,
tal vez Discepolo un verso te dejo para mi pena…
Yo se que con tu aliento a soledad
mi angustia y mi dolor podes calmar.

?Que tango hay que cantar, para poder seguir
creyendo en el amor una vez mas?
Y asi disimular ante la gente
la pena de un amor que ya no esta.

?Que tango hay que cantar, decime bandoneon,
yo se que vos tambien lloras de amor?
Tuviste un desengaño como el mio,
la noche en que Malena se marcho.

Hermano bandoneon
sabeme perdonar
si a todos deschave, cual es tu pena.
!El beso que Malena no te dio
la noche en que amurado te dejo!

Querido bandoneon prestame un tango mas,
no ves que estan azules mis ojeras.
azueles por el frio de un amor,
… amor que entre las sombras se perdio…

?Que tango hay que cantar,
para poder seguir creyendo en el amor una vez mas ?
Y asi disimular ante la gente
la pena de un amor que ya no esta.

?Que tango hay que cantar, querido bandoneon ?
busquemos ese tango entre los dos,
Tu pena con mi pena van del brazo,
!que lindo que se hicieran el amor!

?que tango hay que cantar…?

Para que no me olvides

Chile
Un poeta chileno: Oscar Castro (1910-1947)

Yo me pondre a vivir en cada rosa
y en cada lirio que tus ojos miren
y en todo trino cantare tu nombre
Para que no me olvides.

Si contemplas llorando las estrellas
y se te llena el alma de imposibles,
Es que mi soledad viene a buscarte
para que no me olvides.

Yo pintare de rosa el horizonte
y pintare de azul los alelies,
y dorare de luna tus cabellos
para que no me olvides.

Si dormido caminas dulcemente
por un mundo de diafanos jardines
piensa en mi corazon que por ti sueña,
para que no me olvides.

Y si una tarde, en un altar lejano,
de otra mano cojido te bendicen,
cuando te pongan el anillo de oro,
mi alma sera una lagrima invisible
en los ojos de Cristo moribundo.

!Para que no me olvides !

Cuando vayan mal las cosas.

Un poema de Joseph Rudyard Mipling (1865-1936) Escritor y poeta britanico

Cuando vayan mal las cosas…
como a veces suelen ir,

Cuando ofrezca tu camino
solo cuestas que subir,

Cuando tengas poco haber
pero mucho que pagar,

… y presises sonreir aunque tengas que llorar.

Cuando ya el dolor te agobie
y no puedas ya sufrir,

!descansar acaso debes pero nunca desistir!

Tras la sombra de la duda ya plateadas, ya sombrias,
puede bien surgir el triunfo… no el fracaso que temias.

Y no es dable a tu ignorancia figurarte cuan cercano
puede estar el bien que anhelas … y que jusgas tan lejano.

Lucha, pues por mas que tengas en la brega que sufrir,
Cuando todo este peor, !mas debemos insistir!

Valla con Dios.

Se llego el momento ya de separarnos,
En silencio el corazon dice y suspira:
!vaya con Dios mi vida!
valla con Dios mi amor…

Las campanas de la iglesia suenan tristes
y parece que al sonar tambien te dicen:
Valla con Dios mi vida,
valla con Dios mi amor.

A donde vallas tu yo ire contigo,
en sueños siempre junto a ti estare.
Mi voz escucharas dulce amor mio
pensando como yo estaras volver.

La alborada al despertar feliz te espera
y en tu corazon yo voy a donde quieras.
Valla con Dios mi vida
valla con Dios mi amor.

Necesito de ti, de tu presencia…

España.
Un poema del gran poeta español. Rafael De Leon
nacio en Sevilla en 1908 y murio en Madrid en 1982.

Necesito de ti, de tu presencia,
de tu alegre locura enamorada.
No soporto que agobie mi morada
la penumbra sin risas de tu ausencia.

Necesito de ti, de tu clemencia,
de la furia de luz de tu mirada;
esa roja y tremenda llamarada
que me impones, amor, de penitencia.

Necesito tus riendas de cordura…
y aunque a veces tu orgullo me tortura
de mi puesto de amante no dimito.

Necesito la miel de tu ternura,
el metal de tu voz; y tu locura
!necesito de ti! Te nesecito…