La poesía es un arma cargada de futuro

España.
Gabriel Celaya.( 1911-1991)

Cuando ya nada se espera personalmente exaltando,
Más se palpita y se sigue más acá de la conciensa.
Fieramente existiendo, ciegamente afirmando,

Como un pulso que golpea las tinieblas,
Cuando se miran de frente los vertiginosos ojos claros de la muerte.
Se dicen verdades,
Las bárbaras, terribles, amorosas crueldades.

Se dicen poemas
Que ensanchan los pulmones de cuantos, asfixiados,
Piden ser, piden ritmo,
Piden ley para aquellos que sienten excesivo.

Con la velocidad del instinto,
Con el rallo del prodigio,
Como magica evidencia lo real se nos convierte
En lo idéntico a si mismo.

Poesía para el pobre…
¡poesía necesaria como el pan de cada dia!
Como el aire que exigimos trece veces por minuto,
Para ser y en tanto somos dar un sí que glorifica.

Porque vivimos a golpes,
Porque apenas si nos dejan decir que somos quien somos ,
Nuestros cantares no pueden ser sin pecado un adorno.
¡Estamos tocando fondo!

Maldigo la poesía concebida como lujo cultural por los neutrales,
Que, lavándose las manos, se desentiendeñ y evaden.
Maldigo la poesía de quien no toma partido hasta marcharse.

Hago mia las faltas. Siento en mi a cuantos sufren
Y canto respirando,
Canto, y canto, y cantando más allá de mis penas personales
Me ensancho.

Quiciera dar vida, provocar nuevos actos,
Y calculo por eso con técnica que puedo ,
Me siento como un ingeniero del verso
Y un obrero que trabaja con otros a España en sus aceros.

Tal es mi poesía: poesia- herramienta
A la vez que latido de lo unánime y ciego,
Tal es, arma cargada de futuro expansivo
Con que te apunto al pecho.

No es una poesía gota gota pensada,
No es un bello producto. No es un fruto perfecto.
Es algo como el aire que todos respiramos
Y es el canto que alegra cuanto dentro llevamos.

Son palabras que todos repetimos sintiendo como nuestras,
Y vuelan. Son más que lo intentado.
Son lo más necesario: lo que no tiene nombre,
Son gritos en el cielo, y en la tierra son actos.
Gabriel Celaya.

Voy a apagar La Luz

Mexico
Armando Manzanero.

Voy a apagar La Luz, para pensar en ti.
Y así dejar volar a mi inmaginacion.

Ahí, donde todo lo puedo, donde no hay imposibles
…que importa vivir de ilusiones…¡si así soy feliz!

¡Pero como te abrazaré¡
Cuanto te besare ,
…mis más ardientes anhelos en ti realizaré.

Te morderé los labios,
Me llenare de ti,
Y… ¡por eso voy a apagar La Luz para pensar en ti!

Contigo.

Mexico.
Una linda canción del gran compositor y cantante: Armando Manzanero

Contigo aprendí
Que existen nuevas y mejores emociones
Contigo aprendí
A conocer un mundo nuevo de ilusiones.

Aprendí
Que la semana tiene más de siete días
A hacer mayores mis contadas alegrias,
Y a ser dichosa, yo con Togo lo aprendí.

Contigo aprendí
A ver La Luz del otro lado de la luna
Contigo aprendí
Que tu presencia no la cambio por ninguno.

Descubrí
Que puede un beso ser más Dulce
Y más profundo
Que puedo irme ahora mismo de este mundo
¡Las cosas bellas ya contigo las vivi!

¡Y contigo aprendí!
Que yo nací el día en que te conocí

Contigo aprendí
A ver La Luz de el otro lado de la luna
Contigo aprendí
Que tu presencia no la cambio por ninguna.

Descubrí
Que puede un beso ser más Dulce y más profundo
Que puedo irme mañana mismo de este mundo
¡Las cosas buenas ya contigo las viví!

Naranjo en flor

Argentina.
Un tango cantado por: Roberto Goyeneche.

Era más blanca que el agua,
Que el agua blanda
Era más fresca que el río
Naranjo en flor.

Y en esa calle de estío
Calle perdida
Dejo un pedazo de vida
Y se marchó…

Primero hay que saber sufrir
Después amar, después partir
Y al fin andar sin pensamiento…

Perfume de Naranjo en flor
Promesas bañas de un amor
Que se escaparon en el viento.

Después….¿que importa del después?
Toda mi vida es el ayer
Que me detiene en el pasado

Eterna y vieja juventud
Que me ha dejado acobardada
Como un pájaro sin luz.

¿Que le habrán hecho mis manos?
¡Que le habrán hecho!
Para dejarme en el pecho ¡tanto dolor!

Dolor de Vieja arboleda
Canción de vieja esquina
Y con un pedazo de vida, Naranjo en flor.

Primero hay que saber sufrir, después amar,
Después partir…

Y al fin andar sin pensamiento,
perfume de naranjo en flor
Promesas banas de un amor …que se escaparon en el viento

Después…que importa del después
toda mi vida es el ayer
Que me detiene en el pasado.

Eterna y vieja juventud
que me ha dejado acobardada
Como un pájaro sin luz.

“La ausencia del Olvido”

Mexico.
Manuel Acuña (1849-1873)

La Ausencia y el Olvido.

Iba llorando la ausencia,
con el semblante abatido,
Cuando se encontró en presencia
del Olvido.
Que al ver su faz marchitada,
le dijo con voz turbada.
…sin colores… “
ya no,llores niña bella,
ya no llores,
Que si tu contraria Estrella,
te oprime incansable y ruda
¡Yo te prometo mi ayuda
contra tu mal y contra ella!

Oyó la Ausencia llorando
la propuesta cariñosa,
Y los ojos enjugando
… ruborosa…
“Admito desde el momento,
buen anciano”
Le dijo con Dulce acento.
“Admito lo que me ofreces
y que en vano
he buscado tantas veces.
Yo que triste y sin ventura
la copa de la amargura
he apurado hasta las heces”

Desde entonces, Lola bella,
cariñosa y anhelante
Vive el Olvido con ella,
Siempre amante;
Y la Ausencia ya ni gime,
Ni doliente
Recuerda el mal que la oprime
que un amor ha concebido
Tan ardiente
Por el anciano querido,
Que si sus penas resiste,
Suspira y llora muy triste
Cuando la deja el Olvido.

Por que cantamos.

Uruguay
Mario Benedetti (1920-2009)

Si cada hora viene con su muerte,
Si el tiempo es una cueva de Ladrones,
Los aires ya no son Los Buenos Aires…
La vida no es más que un blanco móvil.

Usted preguntará ¿Por que cantamos?

Si nuestros bravos quedan sin abrazo
La Patria se nos muere de tristeza
Y el corazón del hombre se hace añicos
Antes aún que que explote la vergüenza.

Usted preguntará .¿porque cantamos?

Si estamos lejos y como un horizonte
Si allá quedaron árboles y cielo
Si cada noche es siempre alguna ausencia
Y cada despertar un desencuentro.

Usted preguntará…¿por que cantamos?

¡Cantamos por que el río está sonando!
Y cuando suena el río…!Suena el rio¡

Cantamos porque el cruel no tiene nombre
Y en cambio tiene nombre su destino.

Cantamos por El Niño y porque todo…
Y porque algún futuro y porque el pueblo
Cantamos porque los sobreviviente
Y nuestros muertos quieren que cantemos.

Cantamos porque el grito no es bastante
Y no es bastante el llanto ni la bronca
Cantamos porque creemos en la gente
Y porque venceremos la derrota.

Cantamos porque el sol nos reconoce
Y porque el campo huele a Primavera.
Y por este tallo y en aquel fruto
Cada pregunta tiene una respuesta

Cantamos porque llueve sobre el surco
Y somos militantes de la vida
Y porque no podemos ni queremos
Dejar que la canción se haga ceniza.

Poema 20

Chile.
Un poema de un gran poeta: Pablo Neruda(1904-1973)

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: “La noche esta estrellada,
Y tiritan, azules, los astros a lo lejos”.

El viento de la noche gira en el cielo y canta:
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Yo lo quise, y a veces… el también me quiso.
En las noches como esta lo tuve entre mis brazos.
¡Lo bese tantas veces bajo el cielo infinito!

El me quiso, a veces yo también lo quería.
Como no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.

Pensar que no lo tengo. Sentir que lo he perdido.
Oír la noche inmensa, ¡Mas inmensa sin el!
Y el verso cae al alma como al pasto el rocio.

Que importa que mi amor no pudiera guardarlo.
La noche esta estrellada y el ya no está conmigo.

…Eso es todo… A lo lejos alguien canta, a lo lejos.

Mi alma no se contenta con haberlo perdido.
Como para acercarlo mi mirada lo busca.
Mi corazón lo busca, y el ya no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.

Ya no lo quiero, ¡es cierto..! ¡pero cuanto lo quise!
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

De otra. ¡Será de otra…como antes de mis besos!
Su voz, su cuerpo claro, sus ojos infinitos.

Ya no lo quiero, es cierto…pero tal vez lo quiero…
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.

Porque en noches como esta lo tuve entre mis brazos ,
Mi alma no se contenta con haberlo perdido.

Aunque este sea el último dolor que el me causa,
Y estos sean los últimos versos que yo le escribo.

¿Nunca ya?

Chile.
Víctor Domingo Silva (1882-1960)

¿Nunca ya tu mano breve, mitad Ámbar, mitad nieve.
Me enviara
Otra Dulce carta escrita con tu letra menudita?
¿Nunca ya?

¿En la tarde visionaria, la casita solitaria
Siempre está?

¿Siempre esta la blanca puerta?
¿Siempre el aire por la huerta
Viene y va?

Y a lo largo del camino suelta un pájaro
Un divino trino en LA.?

¿En un chorro de armonia el torreón despide el día
Que se va?

El jardín con sus violetas…
¡Ah las puras, las discretas flores,! Ah…

¡Los ramitos que tú hacías!
Y esas fucsias que eran mias .
¿Donde están!

El rosal que hoy tú despojas ya no da sus gracias rojas,
…ya no da.

¡Y la oscura madreselva ya no espera que yo vuelva
Por allá!

El nogal junto a la reja …
El sendero que se aleja…
¿ vamos ya?

Luego arriba, entre gorjeos, inauditos cuchicheos:
_ ¡bésalo!-

Esa risa, el alborozo,
Esa charla junto al pozo:
-¿qui eres ?¡Bah!
¡Esa charla tan sin charla… no podremos reanudar
Nunca ya!

-¡cuenta un cuento! Dime un verso.
-Que capricho más perverso!
¡Allá va!-

¡Aún recuerdo la leyenda… bella, mágica, estupenda
De la Flor del Lilola!

Y tu flor la favorita, la fragante, la exquisita
Reseda.
Sola acaso…acaso mustia y abatida por la angustia
?que dirá?

Yo era buena, tu eras niño.
?quien al alto de la vida subirá
Como entonces nos subimos
A jugar con los racimos?

Las palomas siempre en fiesta…
Y aquel gallo de alta cresta,
¿Donde están?

¿no conversa ya contigo, no pregunta por su amigo
Monseiur K…?

Ojalá me hables de todo: de aquel sol,
De aquel recodo que iba allá;
De tus aves, de tus flores…
¡Y ojalá escribiendo llores,
Ojalá!

Y tu carta cuando llegue,y a mis ojos se despliegue
Me dirá
Que aquel novio de otros días ers tu, que me decías:
-Ven aca-
“Ven acá, mi amor te espera .
Es mi amor la Primavera
Siempre está…”

?Donde estas que no me invitas?
¿Que será de mi compañerito…
Que será?

Nunca ya mi amor se olvide
Del perfume que despide
Tu recuerdo: reseda…

¡Y en los extasis supremos
Nunca ya nos separemos…
Nunca ya!

No tiene importancia.

Argentina.
Pedro Miguel Obligado.(1892-1967)

Esta pena mia…no tiene importancia,
Solo es la tristeza de una melodía.
Y el íntimo ensueño de alguna fragancia.

Que todo se muere?
Que la vida es triste?
Que no vendrás nunca?… por más que te espere.
¡Pues ya no me quieres…como me quisiste!

No tiene importancia…
¡Yo soy razonable!

No puedo pedirte ni amor ni constancia:
¡Si es mia la culpa de no ser variable!

¿Que valen mis quejas si no las escuchas
Y que mis caricias, desde que las dejas,
Quizá despreciadas porque fueron muchas?

¡Si esta pena mia…
no es más que el ensueño de alguna fragancia,
No es más que la sombra de una melodía!
Ya vez que no tiene ninguna importancia…