Image

Vanidad

Chile
Una canción de: Armando González Malbran (1912-1950)

Sembramos de espinas el camino,
Cercamos de penas el amor…
Y luego culpamos al destino
De nuestro error.

Vanidad…
Por tu culpa he perdido…
Un amor , vanidad,
Que no puedo olvidar.

Vanidad…
Con las alas doradas,
Yo pensaba reír…
Y hoy me pongo a llorar.

Me cegué…
Lo arranque de mi leída…
Pero hoy…
Lo volviera a besar.

Vanidad…
con las alas doradas,
Yo pensaba reír…
Y hoy me pongo a llorar.

Image

Esta vieja herida.

Chile.
Un gran poeta: Pedro Sienna.

Esta vieja herida que me duele tanto,
Me fatiga el alma de un largo ensoñar;
Florece en el vicio, solloza en mi canto
Grita en las ciudades, aúlla en el mar.

Siempre va conmigo, poniendo un quebranto
De noble desdicha sobre mi vagar,
Cuanto más antigua tiene más encanto…
¡Dios quiera que nunca deje de sangrar!..

Y como presiento que puede algún día
Secarse esta fuente de melancolía
Y que mi pasado recuerde sin llanto.

Por no ser lo mismo que toda la gente,
Yo voy defendiendo románticamente
¡Esta vieja herida…que me duele tanto!…

Image

Gente

Argentina.
Un poema del gran poeta: Hamlet Lima Quintana.(1923-2001)

Hay gente que con solo decir una palabra
Enciende la ilusion y los rosales;
Que con solo sonreír entre los ojos
Nos invita a viajar por otras zonas,
¡Nos hace recorrer toda la magia!

Hay gente que con solo dar la mano
Rompe la soledad, pone la mesa,
Sirve el “puchero,” coloca las guirnaldas,
Que con solo empuñar una guitarra
Hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
Llega todos los límites del alma,
Alimenta un Flor, inventa sueños,
Hace cantar el vino en las tinajas,
Y se queda después…como si nada.

Y uno se va de novia con la vida
Desterrando una muerte solitaria
¡¡ pues sabe que a la vuelta de la esquina
Hay gente que es como tu, tan necesaria¡¡

Image

Mi propiedad privada.

Peru.
Lucha Reyes muy bien canto esta canción de:
Modesto López Otero

Para que todos sepan
Que tu me perteneces,
Con sangre de mis venas
Te marcaré la frente
Para que te respeten
Aún con la mirada.

¡Y sepan que tu eres mi propiedad privada!

Que no se atreva nadie
A mirarte con ancias.
¡Y que conserven todas
Respetable distancia!
Porque mi pobre alma
Se retuerce de celos,

¡Y no quiero que nadie respire de tu aliento!

Porque siendo tu dueña,
No me importa más nada,
Que verte solo mío
Mi propiedad privada…

Image

Poema del fracaso

Un poema de: Jose Ángel Buesa.

Mi corazón, un día, tuvo un ansia suprema,
Que aún hoy lo embriaga cual lo embriagará ayer,
Quería aprisionar un alma en un poema,
Y que viviera siempre… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, silencio su latido,
Y en plena lozanía se sintió envejecer,
Quiso amar un recuerdo más fuerte que el Olvido
Y morir recordando…Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, soñó un sueño sonoro,
En un fugaz anhelo de gloria y de poder;
Subió la escalinata de un palacio de oro
Y quiso abrir las puertas… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, se convirtió en hoguera,
Por vivir plenamente la fiebre del placer;
Ansiaba el goce nuevo de una emoción cualquiera,
Un goce para ella sola… Pero no pudo ser.

Y hoy llegas a mi vida, con tu sonrisa clara,
Con tu sonrisa clara, como un amanecer;
Y ante el sueño más dulce, que nunca antes soñara,
Quiero vivir mi sueño…Pero no puede ser.

Y he de decirte adiós para siempre querido,
Sabiendo que te alejas para nunca volver,
Quiciera retenerte para toda la vida…
Pero no puede ser…¡Pero no puede ser!

Image

Tu me acostumbraste.

Un bolero.
Pertenece al compositor cubano: Frank Dominguez (1927-2014)
Lucho Gatica lo canta muy bien.

Tu me acostumbraste a todas esas cosas,
Y tu me enseñaste que son maravillosa.

Sutil llegaste a mi como una tentación,
Llenando de inquietud mi corazón.

Yo no concebía como se quería
En tu mundo raro…y por ti aprendí.

Por eso me pregunto al ver que me olvidaste.
Porque no me enseñaste …como se vive sin ti

¿Por que no me enseñaste como se vive sin ti?

Image

Garúa.

Un tango escrito en 1943. Argentina
Enrique Cadícamo (letra)
Aníbal Troilo (Letra)
(Roberto Gonyeneche, lo canta muy bien)

!Que noche llena de hastío y de frío!
El viento trae un lejano lamento,
Parece un trozo de sombras, la noche;
Y yo en las sombras camino muy lento.

Mientras tanto la garúa se acentúa con sus púas
En mi corazón…

En esta noche tan fri y tan mia
Pensando siempre en lo mismo me abismo;
Y aunque quiera yo arrancarlo
Desecharlo
Y olvidarlo…
¡Lo recuerdo mas!

Garúa…
Solo y triste por la acera
Va este corazón transido
Con tristeza de traperas…
Sintiendo tu hielo
Por que aquel que con su Olvido
Hoy le ha abierto una gotera…

Perdida, sola, como duende que en la sombra
Más lo busco y más lo nombro.
Garúa, tristeza…
¡Hasta el cielo se ha puesto a llorar!

Que noche tan llena de frío y hastío.
No se ve a nadie cruzar por la esquina
Sobre la cálle la hilera de focos
Lustra el asfalto con Luz mortecina,
Y yo voy como un descarte… siempre sola
Siempre aparte…recordándote.

Las gotas caen en el charco de mi alma
Hasta los huesos,calados y helados…
Y humillándo este tormento
.¡todavía pasa el viento empujándome….!

Garúa…hasta el cielo se ha puesto a llorar…

Image

No te salves.

Uruguay.
¡Un gran poeta! Mario Benedetti (1920-2009)

No te quedes inmóvil
Al borde del camino,

No congeles el júbilo
No te quieras con desgano.

Note salves ahora
ni nunca…

No te salves
No te llenes de calma.

No reserves del mundo
Solo un rincón tranquilo,

No dejes caer los párpados pesados
Como juicio

No te quedes sin labios
No te duermas sin sueño
No pienses sin sangre
No te juzgues sin tiempo

Pero si pese a todo
No puedes evitarlo
Y congelas el júbilo
Y quieres con desgano
Y te salvas ahora
Y te llenas de calma
Y reservas del mundo
Solo un rincón tranquilo
Y dejas caer los párpados pesados como juicios
Y te secas sin labios y te duermes sin sueño
Y te piensas sin sangre y te juzgas sin tiempo
Y te quedas inmóvil al borde del camino

¡Y te salvas!
Entonces… No te quedes conmigo.

Image

Bolero.

Argentina
Un tango de: Santos Lipesker (musica)
Y Reinaldo Yiso (letra)

La conocí en Palermo, una de esas lindas noches.
¡Fue mirarla y entregarle alma, vida y corazón!

Y a los dos meses justitos quiso que vieran sus padres
… al hombre que era su sueño, su esperanza y su ilusión…

Yo sentí una Alegría como nunca había sentido,
¡Bendiciendo mi destino..! Acepte la invitación.
Eran gente de abolengo, de linage distinguido,
Y al palacio de la nena fui temblando de emoción.

“Mucho gusto: Juan Perdales;”
“Mucho gusto: Bengolea”

Una copa y otra copa que la madre nos sirvió,
.¡Todo iva viento en popa…! Cuando el padre de la nena
Le dice a mi noviecita:” Hasle oír algo al señor…”

Ella, llena de entusiasmo, presurosa fue hasta el piano,
Empezó con un bolero… y siguió con otro más.
Después, “La última noche” …y yo que esperaba un tango…

Me aleje de su palacio para no volver jamas.

Una carta le he mandado donde le digo:
“Querida.
si queres que sea tu novio tenez pronto que aprender
Estos tangos que te envío: Catamarca,
La cachila,
El arranque,
Mano amaño,
Adiós Bardi,
El busca Pies.
Y una cosa más te exijo mi querida noviecita:
Que en la noche de la boda… y no lo tomes a mal,
Yo quiero que me arrulle el tango “La cumparsita”
Que por algo soy porteño y nací en el arrabal”

Image

Cuatro líneas para el cielo.

Un tango.
Arturo Gallucio (musica)
Reinaldo Yiso (letra)

Llevando a un muchachito sujeto de la mano,
Se presentó al sargento que estaba de facción.
“El mundo está perdido”, Le dijo entre asombrado,
“Apenas siete años, ¡tan chico y ya ladron “
“¿Y que es lo que ha robado?” Dijo la autoridad,
“¡Robó un ovillo de hilo”! Le respondió el librero,

“A todos estos pillos debieran encerrar”

“Señor, yo no lo niego,
Es cierto que he robado,
Me faltaba tan poco
Para poder llegar
Con este barrilete
Hasta el azul del cielo,
Allí donde se ha ido
Ayer nomas mamá…
¿No ve que hay una carta
Pegada al barrilete?
No me alcanzaba el hilo
Fue verlo … y que se yo
No lo pensé dos veces.
Me sorprendio el librero
Le juro mi sargento
Por eso fui ladron.

Si han de llevarme preso, lo siento por mi madre,
Por esta pobre carta que nunca ha de llegar,
En ella le preguntó ¿por que se fue tan lejos
Dejándonos tan solos a mi y a mi papa¿…”

Sin pronunciar palabra lo acaricio el sargento
Y entonces el librero, con ganas de llorar,
Poniendo entre sus manos aquel ovillo de hilo,
“!Ahora si,” le dijo. “Tu carta va ha llagar”¡