Pensando en ti.

España.
José Luis Perales.

¡Cuantas veces la luna se ha posado en mi frente!
!Cuantas gotas de lluvia ha mojado mis manos¡
Cuantas noches vacías,
Cuantos cielos de plomo
Cuantas notas al aire
Cuantas tardes de otoño…

Pensando en ti
Y en este amor tan grande que parte mi universo en dos.
Que llega del olvido hasta mi propia voz
Y araña mi pasado…sin pedir perdón.
Estas aquí te siento en cada espacio de mi soledad.

Me miras y sonríes…y después te vas.
Y cruzas la distancia, y yo me quedo aquí
!Pensando en ti!

!cuantas veces en mis sueños me he escapado contigo!
!cuantas veces mis labios han gritado Te quiero!
Cuanto tiempo esperando
Desde que tu te has ido
Y yo como niña perdida. Pensando en ti

Cuantas veces la luna se ha posado en mi frente
Cuantas gotas de lluvia ha mojado mis mano,
Y yo Pensando en ti…

Para que no me olvides

Chile.
Oscar Castro. Un gran poeta chileno.

Yo me pondre a vivir en cada rosa,
Y en cada lirio que tus ojos miren,
Y en cada trono cantaré tu nombre
Para que no me olvides.

Si contemplas llorando las estrellas,
Y se te llena el alma de imposibles,
Es que mi soledad viene a besarte
Para que no me olvides,

Yo pintaré de rosa el horizonte
Y pintare de azul los alelies,
Y dorare de luna tus cabellos,
Para que no me olvides…

Si dormido caminas dulcemente
Por un mundo de diáfanos jardines,
Piensa en mi corazón que por ti sueña
Para que no me olvides.

Y si una tarde, en un altar lejano,
De otra mano cogido te bendicen,
Cuando te pongan el anillo de oro,
Mi alma será una lagrima invisible
En los ojos de Cristo moribundo…

Para que no me olvides…

Tipi tipi tipiton.

Una canción de Maria Grover. (1885- 1951)
Mexico.

Ladrona de amores me llaman,
Por robarme tu cariño,
Como un juguete de niño
Se le antojara al pasar.

Con, me robe: tus besos
Y un rosi de tus cabellos,
Pero, me he enredado en ellos
Y no me puedo zafar.

Ti pi ti ti, tipiton,
Ti pi ti ti, tipiton
Todas las mañanas bajo tu ventana,
Canto esta canción,

Ti pi ti pi tin, tipitin,
Ti pi ti pin, tipitin,
Ti pi ti pi ton, tipiton,
Este es el sonido del fuerte latido.
De mi corazón.

Con mi guitarra en la mano,
Y en ella un ramo de flores,
Por las mañanas temprano,
Voy cantando mis amores,

Y en mi cantar voy diciendo,
Que nunca te he de olvidar,
!que aunque la vida me cueste,
El cantar no he de dejar.

Ti pi ti. Tipiton …

Resurrecciones.

Chile.
Pablo Neruda (1904-1973)

Si alguna vez vivo otra vez…
Será de la misma manera,
Porque se puede repetir
Mi nacimiento equivocado.
Y salir con otra corteza
!cantando la misma Tonada!

Y por eso, por si sucede,
Si por un destino indosranico
Me veo obligado a nacer,
No quiero ser un elefante,
Ni un camello desvencijado,
Sino un modesto langostino ,
Una gota roja de mar.

Quiero hacer en el agua amarga
Las mismas equivocaciones:
Ser sacudido por la ola
Como ya lo fui por el tiempo
Y ser devorado por fin
Por dentaduras del abismo,
Así como fue mi experiencia
De negros dientes literarios.

Pasear con antenas de cobre
En las antárticas arenas
Del litoral que ame y viví,
Deslizar un escalofrio
Entre las algas asustadas,
Sobrevivir bajo los peces
Escondiendo el caparazón
De mi complicada estructura,
Así como sobreviví
A las tristezas de la tierra.

Mirada retrospectiva.

Chile.
Guillermo Blest Gana.(1829-1900)

Al llegar a la página postrera
De la tragicomedia de mi vida,
Vuelvo la vista al punto de partida,
Con el dolor de quien ya nada espera.

!cuanta noble ambición que fue quimera!
!cuanta bella ilusión desvanecida,
!sembrada esta la senda recorrida
Con las flores de aquella Primavera!

Pero en esta hora lúgubre, sombría,
De severa verdad y desencanto,
De supremo dolor y de agonía,

Es mi mayor pesar, en mi quebranto,
…no haber amado más, yo que creía,
!yo que pensaba haber amado tanto!

Esta vieja herida…

Chile.
Un poema del gran poeta chileno Pedro Sienna(1893-1972)

Esta vieja herida !que me duele tanto!
Me fatiga el alma de un largo ensoñar;
Florece en el vicio, solloza en mi canto,
Grita en las ciudades, aúlla en el mar.

Siempre va conmigo, poniendo quebranto
De noble desdicha sobre mi vagar.
!cuanto más antigua tiene más encanto!
!Dios quiera que nunca deje de sangrar…!

Y como presiento que puede algún día
Secarse esta fuente de melancolía
Y que mi pasado recuerde sin llanto…

Por no ser lo mismo que toda la gente,
Yo voy defendiendo románticamente
!Esta vieja herida… que me duele tanto!

En un rincón del alma

Argentina.
Una canción de Alberto Cortez.

En un rincón del alma
Donde tengo la pena
Que me dejo tu adiós.

En un rincón del alma
Se aburre aquel poema
Que nuestro amor creo.

En un rincón del alma
Me falta tu presencia
Que el tiempo me robó.

Tu cara, tus cabellos
Que tantas noches nuestra
Mi mano acaricio.

En un rincón del alma
Me duelen los “Te quiero”
Que tu pasión me dio.

“Seremos tan felices,
No te dejare nunca,
Siempre serás mi amor”

En un rincón del alma
También guardo el fracaso
Que el tiempo me brindo.

Lo condenó en silencio
A buscar un consuelo
Para mi corazón.

!me parece mentira
Después de haber querido
Como he querido yo!

!me parece mentira
Encontrarme tan sola
Como me encuentro hoy!

De que sirve la vida
Si a un poco de Alegría
Le sigue un gran dolor…

Me parece mentira
Que tampoco está noche
Escuchare tu voz.

En un rincón del alma
Donde tengo la pena
Que me dejo tu adiós.

En un rincón del alma
Se aburre aquel poema
Que nuestro amor creo.

Con las cosas más bellas guardare tu recuerdo
Que el tiempo no logro, sacarlo de mi alma,
Lo guardaré hasta el día en que me valla yo.

19 días y 500 noches

España.
Joaquín Sabina.

Lo nuestro duro
Lo que duran dos peces de hielo
en un “güisqui on the rocks”
En vez de fingir ,
O, estrellarme una copa de celos,
Me dio por reír.

De pronto me vi ,
Como un perro de nadie,
Ladrando, a las puertas del cielo.

Me dejo un neceser con agravios
La miel en los labios…
Y escarcha en el pelo.

Tenían razón
Mis amantes
En eso de que, antes,
El malo era yo,
Con una excepción.
Esta vez .
Yo quería quererla querer
Y ella no.

Así que se fue
Me dejo el corazón en los huesos,
Y yo de rodilla.

Desde el taxi,
Y, haciendo un exceso
Me tiro dos besos…
Uno por mejilla

Y regrese
A la maldicion
Del cajón sin tu ropa,
A la perdición de los bares de copas.
A las cenicientas de saldo y esquina,

Y por esas ventas de fino Laina,
Pagando las cuentas de gente sin alma
Con la cocaina, volviéndome loco
Derrochando La Bolsa y la vida
Me fui, poco a poco dando por perdida.

Y eso que yo
Para no agobiarla con flores a “Maria
Para no asediarla con mi antología
De sábanas frías, y alcobas vacías.
Para no comprarla con bisutería
Ni ser el fantoche que va en romería,
Con la cofradía…del Santo Reproche

!tanto la quería!
Que, tarde, en aprender a olvidarla,
Diecinueve días y quinientas noches.

Dijo ola y adiós
Y, el portazo sonó como signo de interrogación
Sospecho que así…se vengaba a través del olvido,
Cupido de mi.

No pido perdón
?para que? Si me va a perdonar
Porque ya no le importa
Siempre tuvo la frente muy alta
La lengua muy larga
Y la falsa muy corta.

Me abandono, como se abandonan
Los zapatos viejos,
Destrozó el Cristal de mis jafas de lejos,
Saco del espejo su vivo retrato,
Y, fui, tan torero, por los callejone
Del juego y el vino que ayer el portero
Me echo del casino de Torrelodones.

!que pena tan Grande!
Negaría el Santo Sacramento,
En el mismo momento que ella me lo mande.

Y eso que yo.
Para no agobiarla con flores a Maria,
Para no asediarla con mi antología
De sábanas frías y alcobas vacías,
Para no comprarla con bisutería
Ni ser el fantoche que va en romería,
Con la cofradía del Santo Reproche,

Tanto la quería
Que, tarde en aprender a olvidarla
Diecinueve días y quinientas noches.

Poema 20

Chile.
Pablo Neruda.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: “La noche está estrellada,
Y tiritan, azules los astros a lo lejos”

El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche
Yo lo quise, y a veces el también me quería.

En las noches como esta lo tuve entre mis brazos.
Lo bese tantas veces bajo el cielo infinito.

El me quiso, a veces yo también lo quería.
Como no haber amado sus grandes ojos fijos.

Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no lo tengo. Sentir que lo he perdido.

Oír la noche inmensa, más inmensa sin el.
Y el verso cae al alma como al pasto el roció.

Que importa que mi amor no pudiera guardarlo.
La noche esta estrellada Y el ya no está conmigo.

Eso es todo. A lo lejos, alguien canta a lo lejos
Mi alma no se contenta con haberlo perdido.

Como para acercarlo mi mirada lo busca.
Mi corazón lo busca y el ya no está conmigo.

La misma noche que hace blanquear los mismos árboles
Nosotros, los de entonces ya no somos los mismos.

Ya no lo quiero es cierto, pero cuanto lo quise,
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.

Ya no lo quiero es cierto, pero cuanto lo quise.
Es tan corto el amor…Y es tan largo el olvido.

Porque en noches como estas lo tuve entre mis brazos.
Mi alma no se contenta con haberlo perdido.

Aunque esto sea el uitimo dolor que a mi me causa,
Y estos Sean los últimos versos que yo escribo.

Poema de la despedida 3 …

Cuba.
José Ángel Buesa

Llamarada de ayer…ceniza ahora,
Ya todo será en vano,
Como fijar el tiempo en una hora
O retener el agua en una mano.

Ah, pobre amor tardío,
Es tu sombra no más lo que regresa,
Porque si el vaso se quedo vacío
Nada importa que este sobre la meza.

Pero quizás mañana,
Como este gran olvido es tan pequeño,
Pensaré en ti, cerrando una ventana,
Abriendo un libro o recordando un sueño…

Tu amor ya está en el olvido,
Pues, como un árbol en la Primavera,
Si florece después de haber caído,
No retoña después de ser hoguera.

Pero el alma vacía
Se complace evocando horas felices,
Porque el árbol da sombra todavía,
Después de que se han secado sus raíces.

Y una ternura nueva
Me ira naciendo, como el pan del trigo:
Pensar en ti una tarde, cuando llueva,
O hacer un gesto que aprendí contigo.

Y un día indiferente,
Ya en olvido total sobre mi vida,
Recordare tus ojos de repente,
Viendo pasar a un desconocido…