Image

Canción del viaje

Cuba.
Un poema de “El”. Ángel Buesa.

Recuerdo un pueblo triste y una noche de frío,
Y las iluminadas ventanillas de un tren.

Y aquel tren que partía se llevaba algo mío,
…Ya no recuerdo cuando,…ya no frcuerdo quien.

Pero si que fue un viaje para toda la vida
Y que el último gesto, fue un gesto de desdén,
Porque dejo olvidado su amor, sin despedida
.¡Igual que una maleta tirada en un anden.!

Y así, mi amor inútil, con su inútil reproche,
Se acurruco en su Olvido, ¡que fue inut8l también!

Como esos pueblos triste, donde llueve de noche,
Como esos pueblos tristes…donde no para el tren.

El miedo de vivir.

Argentina.
Un poema de Eladia Blázquez.(1931-2005)

El miedo de vivir es el Señor y dueño de muchos miedos más,
Voraces y pequeños, en una angustia sorda… que brota sin razón.
Y crece muchas veces ahogando el corazón.

¡El miedo de vivir…es una valentía!

Queriéndose asumir en cada nuevo día, es tuyo y es tan mío
Que sangra en el latir…igual que un desafío ¡el miedo d vivir!

Los miedos que inventamos, nos acercan a todos
Porque en el miedo estamos juntos, codo con codo…
Por temor que nos roben: el amor, la paciencia.

¡Y ese pan que ganamos con sudor y a conciencia!

La soledad es miedo que se teje callado,
El silencio es el miedo que matamos hablando.
!y es un miedo el coraje de ponerse a pensar,

!En el último viaje… sin gemir ni temblar.

Image

Balance

España
Un gran poema de un gran poeta: Manuel Martínez Remis

Le debo a la vida todas estas cosas:
Las manos sinceras que he desconocido,
El tiempo perdido… las caras borrosas
Que me acompañaron…y he dado al Olvido.

La vida me debe: los amigos muertos.
Las conversaciones bruscamente rotas,
Una geografía llena de desiertos
Por donde cabalgan todas las derrotas.

Le debo a la vida: llevar en la frente
Enredado el hilo de mis pensamientos,
El fango que veces lleva la Torrente
Y ese polvo sucio que enturbia mis vientos.

La vida me debe: La Paz y la pausa,
La soledad pura y el silencio lleno,
El espejo donde reflejar la causa
Por donde camino sin prisa y sin freno.

Le debo a la vida esta loca andanza,
Esta adolescente sed por la aventura.

La vida me debe toda mi esperanza,
Todo mi entusiasmo, toda mi ternura…

Le debo a la vida: los versos no escritos,
El amor no amado, la fe no sentida.

La vida me debe ¡tantos infinitos
Que, para vivirlos, es corta la vida!

Image

Cero a cero

Una canción del poeta chileno: Tito Fernández

Allá por el horizonte, en un estadio cerrado,
Juegan los seleccionados de la sierra y de los montes.

De un lado el rinoceronte, un mono y un avestruz,
Un perro, un pato, un ñandú, y los cinco delanteros:
Un lagarto,
Un burro,
Un tero,
Un caballo,
Y un tatu.
Del otro bando la urraca, un elefante y un ciervo,
De halves un gato, un cuervo, y de centro-haf la vaca,
Las cinco piezas que atacan: un gallo y una pantera,
Una tortura aguadera, y un loro que es una flecha
Y allá en punta derecha, han puesto una chancha overs.

Comienza el partido de esta tarde:

Toma la pelota el gallo, que es un huevo de avestruz .
Este la pasa al ñandú, pero intercepta el caballo.
Con la rapidez de un rallo este la Tira a un costado,
Como esta bien colocado…está gritando el lagarto:
“¡Hagan campo que los parto” Pero tira desviado

Ahí toma el huevo la chancha, que tira bajo y rasante.
Pero atento el elefante saca al centro de la cancha
Se produce una avalancha, todo el mundo se alborota…
La culpa es de la gaviota que grito del tabú:
“Que Lo saquen al tatu…! Claro si no agarra una pelota.

Viene el centro alto y ceñido, toma de voleo el perro,
Pero tiene miedo al fierro y se larga a los ladridos,

El juego está suspendido, esta que explota la hinchada,
El burro, flor de patada, le dio en la panza al caballo.
Quiso cacarear el gallo… pero el juez no cobró nada.
Cuando arremetía el pato, detiene la carga el loro,
P’a cobrarle faul al toro en la persona del gato.

Suena de nuevo el silbato, viene el huevo de avestruz,
Salta el perro y el ñandú, y el mono,con una piola
Lo tiene atado de la cola por si entra en juego el tatu

Se arma el lío al poco rato entre el caballo y la chancha
Porque esta de atrás lo engancha, y este le grita ¡Animal,!
El mono grito ¡penal…y el juez lo hecho de la cancha.
Es ha entrompeado el elefante, y se ha vuelto pura arruga.
Por culpa de la tortuga que no va para adelante.

Hay una Chaya vigilante, que nervioso se pasea.
Después se armó otra pelea porque un grillo en el vestuario
Dijo que no es partidiario de tácticas europeas.

Ya se juegan los descuentos, el escorie es cero a cero,
toma el huevo el tero-tero que arremete como viento,
En ese mismo momento se produce un caso extraño
La urraca sufre un engaño, el perro se ha puesto malo…
La culpa es del pica- palos , que,e comió el travesaño.

Está gritando la chancha desde el extremo derecho
Que si no le dan afrecho, se retira de la cancha
Vuelve otra vez la avalancha, entra un leon enfurecido,

Queda el estadio vacío, cada bicho pa’ su ajugero,
El escore es: coro a cero
.¡y asi termina el partido!

Image

Vanidad

Chile
Una canción de: Armando González Malbran (1912-1950)

Sembramos de espinas el camino,
Cercamos de penas el amor…
Y luego culpamos al destino
De nuestro error.

Vanidad…
Por tu culpa he perdido…
Un amor , vanidad,
Que no puedo olvidar.

Vanidad…
Con las alas doradas,
Yo pensaba reír…
Y hoy me pongo a llorar.

Me cegué…
Lo arranque de mi leída…
Pero hoy…
Lo volviera a besar.

Vanidad…
con las alas doradas,
Yo pensaba reír…
Y hoy me pongo a llorar.

Image

Esta vieja herida.

Chile.
Un gran poeta: Pedro Sienna.

Esta vieja herida que me duele tanto,
Me fatiga el alma de un largo ensoñar;
Florece en el vicio, solloza en mi canto
Grita en las ciudades, aúlla en el mar.

Siempre va conmigo, poniendo un quebranto
De noble desdicha sobre mi vagar,
Cuanto más antigua tiene más encanto…
¡Dios quiera que nunca deje de sangrar!..

Y como presiento que puede algún día
Secarse esta fuente de melancolía
Y que mi pasado recuerde sin llanto.

Por no ser lo mismo que toda la gente,
Yo voy defendiendo románticamente
¡Esta vieja herida…que me duele tanto!…

Image

Gente

Argentina.
Un poema del gran poeta: Hamlet Lima Quintana.(1923-2001)

Hay gente que con solo decir una palabra
Enciende la ilusion y los rosales;
Que con solo sonreír entre los ojos
Nos invita a viajar por otras zonas,
¡Nos hace recorrer toda la magia!

Hay gente que con solo dar la mano
Rompe la soledad, pone la mesa,
Sirve el “puchero,” coloca las guirnaldas,
Que con solo empuñar una guitarra
Hace una sinfonía de entrecasa.

Hay gente que con solo abrir la boca
Llega todos los límites del alma,
Alimenta un Flor, inventa sueños,
Hace cantar el vino en las tinajas,
Y se queda después…como si nada.

Y uno se va de novia con la vida
Desterrando una muerte solitaria
¡¡ pues sabe que a la vuelta de la esquina
Hay gente que es como tu, tan necesaria¡¡

Image

Mi propiedad privada.

Peru.
Lucha Reyes muy bien canto esta canción de:
Modesto López Otero

Para que todos sepan
Que tu me perteneces,
Con sangre de mis venas
Te marcaré la frente
Para que te respeten
Aún con la mirada.

¡Y sepan que tu eres mi propiedad privada!

Que no se atreva nadie
A mirarte con ancias.
¡Y que conserven todas
Respetable distancia!
Porque mi pobre alma
Se retuerce de celos,

¡Y no quiero que nadie respire de tu aliento!

Porque siendo tu dueña,
No me importa más nada,
Que verte solo mío
Mi propiedad privada…

Image

Poema del fracaso

Un poema de: Jose Ángel Buesa.

Mi corazón, un día, tuvo un ansia suprema,
Que aún hoy lo embriaga cual lo embriagará ayer,
Quería aprisionar un alma en un poema,
Y que viviera siempre… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, silencio su latido,
Y en plena lozanía se sintió envejecer,
Quiso amar un recuerdo más fuerte que el Olvido
Y morir recordando…Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, soñó un sueño sonoro,
En un fugaz anhelo de gloria y de poder;
Subió la escalinata de un palacio de oro
Y quiso abrir las puertas… Pero no pudo ser.

Mi corazón, un día, se convirtió en hoguera,
Por vivir plenamente la fiebre del placer;
Ansiaba el goce nuevo de una emoción cualquiera,
Un goce para ella sola… Pero no pudo ser.

Y hoy llegas a mi vida, con tu sonrisa clara,
Con tu sonrisa clara, como un amanecer;
Y ante el sueño más dulce, que nunca antes soñara,
Quiero vivir mi sueño…Pero no puede ser.

Y he de decirte adiós para siempre querido,
Sabiendo que te alejas para nunca volver,
Quiciera retenerte para toda la vida…
Pero no puede ser…¡Pero no puede ser!